Gabriela Guillén: “Es un cambio de 180 grados”

Fotografía: Facebook Jugadora.

Gabriela Guillén es recurrente en las convocatorias de Selección Nacional, por su trabajo en el terreno de juego, por su esfuerzo y por su garra, para destacar solo algunas de sus características, se ha convertido en una de las futbolistas favoritas de todos.


Ella se encuentra en Islandia viviendo su primera experiencia como legionaria profesional, ya había jugado afuera mientras cursó la universidad en Estados Unidos. Desde allá conversó con deportivofemenino.com., amplia y amenamente sobre su vida en el continente europeo, nos contó sobre el fútbol islandés y más específico sobre su equipo.

En tres notas diferentes vamos a conocer cómo es la vida de la lateral y con qué se ha topado en Islandia.

En la primera parte de la entrevista quisimos conocer más de ella como persona y de cómo está afrontando el vivir sola en un país tan lejano.

¿Cómo han sido estos días en Islandia? Te cambió la vida por completo.

 Sí definitivamente es un cambio de 180 grados. Le dio un cambio a mi vida tanto en lo futbolístico como en lo personal. Dejar la familia no es nada fácil por dicha en estos tiempos la tecnología ayuda muchísimo, pero igual no es lo mismo uno siempre extraña casa.

Estoy contenta, ilusionada todavía de lo que viene y adaptándome. Creo que ya pasé la prueba del frío y de la nieve, cómo manejar en nieve y tener ese cuidado.

Casi siempre entrenamos bajo techo, pero nos ha tocado entrenar un par de veces afuera y es rudísimo, pero creo que pasé la prueba.

¿Cómo te ha ido en la cocina? Vimos en redes que le pides recetas a tu suegra.

(Se ríe) La verdad que estaba muy chineada en Costa Rica, mi pareja cocina muy bien entonces por ahí me alcahuetean mucho. Ahora, me tocó solita y sino le preguntó a mi mamá. Cuando no le puedo preguntar a mi mamá por la hora, le pregunto a mi suegra que está de este lado del mundo entonces tenemos una hora de diferencia nada más. Ahí todo mundo me ayuda con recetas con cómo hacer las cosas y ya también he ampliado mi menú (dice una vez más entre risas).

Sobre el país, ¿con qué te has encontrado, has podido conocer algo?

Ya cumplí más de dos semanas acá, ahorita el clima hace que uno no pueda conocer mucho. Todo está absolutamente cubierto de nieve, pero mis compañeras lo que me dicen es ‘aguántese un poquito, aguántese que en el verano (verano para ellos es cuando la nieve está derrotada, pero igual es bastante fresco) los paisajes son bastante preciosos’ y que hay demasiados lugares a donde ir a visitar.

Al parecer todo marzo y todo abril va a estar un poco nevado y a partir de mayo podré conocer más lugares.

¿Cómo hace con él con el tema de la comunicación? ¿Todos hablan inglés o ahí va aprendiendo poco a poco a comunicarte en islandés?

Bueno, en realidad, la mayoría de personas desde pequeñitos acá hablan inglés, pero no es el idioma materno, no es el idioma primario de ellos. Ha sido un poco vacilón. Obviamente, siempre que yo estoy intentan hablar inglés, pero a veces se les olvida y empiezan a hablar en islandés y obviamente uno no entiendo absolutamente nada. Yo nada más me le acerco a alguna de las dos compañeras que les tengo más confianza y nada más le preguntó ¿Cómo que fue todo eso, qué dijeron? y ya ellas me explican en inglés.

Casi siempre en los entrenamientos, el entrenador habla inglés y la asistente es de Serbia ella habla Irlandés e inglés y el otro asistente, el entrenador de porteros, es de Inglaterra entonces también habla inglés. Así que no, no sé me ha dificultado.

Cuando hay algún ejercicio que se les olvida explicar en inglés, yo nada más veo y lo hago. Veo a las que están adelante y lo hago, pero en realidad todo mundo le va bien en inglés.

¿Te gustaría aprender el islandés?

Es un idioma sumamente complicado. Yo creo que en 7 meses si acaso voy a aprender, bueno ya me sé los números del 1 al 10 más o menos (dice entre risas), pero es complicado.  En realidad, no es que no me interese, si no le veo tanto como la funcionalidad en caso de no quedarme aquí porque sólo acá lo hablan y lo alcahuetea mucho a uno con él con el inglés también, entonces va a estar un poco difícil. Yo soy muy curiosa y si me entra así me da la curiosidad, pero lo veo un poco difícil.

¿Con esa curiosidad que has visto, digamos más de la cultura, de la comida? Yo sé que ya hace ratito, me habló de que su mamá y su suegra le pasan recetas, pero de la comida de allá ¿has probado algo?

No, hasta el momento yo prefiero cocinarme yo, Sé lo que me gusta, sé exacto las porciones que estaba acostumbrada en Costa Rica, intentar hacer cosas de Costa Rica. En algún momento me tocará probar y me han dicho que la oveja es algo muy, muy común acá, pero todavía no me animaba a comprar en el súper.

He salido a comer un par de veces con mis compañeros de equipo y pido como lo más tradicional, todavía no me he tirado al agua con platillos de acá.

¿Cómo vive una legionaria toda la evolución que está teniendo el fútbol femenino acá? Saber que cada vez hay más personas que pagan por ir a ver los partidos, que las marcas se están acercando. ¿Cómo lo analizas?

Es bonito ver qué tanto esfuerzo de muchas generaciones, porque es la verdad muchas generaciones atrás han jugado por amor y que está dando frutos. Cómo lo puse qué marcas tan importantes como el banco que está patrocinando a toda la liga, esta otra marca de carros que está patrocinando a ahora dos equipos de los grandes, es muy lindo verlo desde afuera.

Si en algún momento me toca volver a Costa Rica ojalá que, es lo más importante, que no sea flor de un día y que dure, que sea constante, que no sea sólo por un torneo, sino que sean por más torneos para que más jugadores que vienen atrás lo puedan disfrutar. Es muy, muy chiva, muy gratificante.

Esta es apenas la primera parte de la entrevista con la seleccionada y legionaria, este miércoles conoceremos cómo se juega la liga islandesa y el torneo que disputan actualmente.

Fotografías: Facebook Jugadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P