Daniela Solera: una joven naranjeña que vive un sueño en Colombia

Pocas jugadoras pueden decir que a sus 22 años es legionaria y que, además, ha tenido la oportunidad de ser subcampeona, campeona de la Liga Colombiana y ser la única costarricense, hombre o mujer, en alcanzar “La Gloria de América” al ganar la Copa Libertadores en 2018 con el Atlético Huila como Daniela Solera.

El guardameta inició su carrera en Codea Alajuela, después llamado Ucem Alajuela, a los 12 años. Ahí llevó su formación hasta debutar en primera división hasta que a sus 19 años recibió la oportunidad de realizar una prueba en Neiva, sede del Atlético Huila colombiano.

“Mi llegada a Colombia fue por el presidente en ese entonces del Huila. Él estaba buscando una portera extranjera que fuera alta, tuviera buen saque con el pie y así dio conmigo y varias más. Acá yo llegué a competir con seis porteras por el puesto y por dicha me quedé”, comentó Solera.

En apenas su primer campeonato en tierras cafetaleras Daniela se ganó la titularidad y con ello llegó a disputar la primera final del fútbol femenino colombiano ante su actual equipo, el Santa Fe. Dicha final la perdería, pero lo importante fue que, con ese subcampeonato, el Atlético Huila ganaría su cupo a la Copa Libertadores 2018.

El 2018, palabras exactas de Solera fue “un año inolvidable” esto porque ganaría el título de liga colombiana y, además, lograría algo inédito en la historia del fútbol costarricense: se convirtió en la primera costarricense en consagrarse en Copa Libertadores, siendo figura de su equipo.

“Copa Libertadores fue un sueño y una ilusión cumplida, fui la primera tica, en hombres y mujeres, en tenerla. Además, que en Colombia ningún equipo femenino la había obtenido y fuimos las primeras en ganarla”, mencionó sobre su campeonato continental.

Posterior al título, el pueblo de Neiva tuvo la oportunidad de celebrar algo que los hombres no le habían dado nunca y fue una fiesta total, donde dieron un recibimiento único a sus jugadoras, pero, pese a esto Solera tuvo más metas y se iría a Finlandia.

“Yo jamás me imaginé que diera el salto a Europa tan joven y, aunque fue corto, lo disfruté mucho”, mencionó sobre su paso por el KuPS Kuopio

Un viejo conocido llamaría

Con apenas un año en Finlandia y con maletas listas para viajar a Bélgica, Daniela recibiría la llamada de Diego Perdomo, ex presidente del Huila y actual director deportivo del Independiente Santa Fe para que Solera fuese parte del club bogotano. Algo que no dudó y aceptó de inmediato.

Con su llegada al cuadro de la capital colombiana Daniela cumple el sueño que tenía de vestir la camiseta de un equipo grande como el Santa Fe, primer campeón de la Liga Femenina de Fútbol Colombiano.

Solera solo necesitó una semana para ponerse al nivel de sus compañeras pese a la altura bogotana, esto porque para la arquera nacional el frío que había en Finlandia le ayudó a que acoplarse no fuese algo complicado.

Pero reencontrarse con el fútbol colombiano no fue lo único que Solera encontró al llegar a Bogotá, sino que esto le permitió volver a probar el ajiaco bogotano, su platillo favorito en el país sudamericano.

“Me gusta mucho el ajiaco bogotano (entre risas), ahora que estoy en Bogotá eso es como un anhelo cumplido. Es uno de los platos que más me gustan de acá. Antes, cuando venía con Huila, siempre lo pedía en exprés a la concentración”, dijo la naranjeña.

Pero en Santa Fe no tiene que buscar mucho por su ansiado ajiaco porque una de sus compañeras sabe preparar el platillo y asegura que apenas pase la cuarentena y las dejen salir ya la tiene advertida de que debe prepararle.

Solera también afirma haber llevado un poco de Costa Rica a sus compañeras y dice que quien prueba el gallo pinto se enamora de él. Hasta dice que le quieren “robar” la salsa inglesa que no falla en las recetas de la nacional.

.

Sobre su estado de salud, en referencia a la convulsión que sufrió hace casi dos años, Solera explicó que eso ya no está en su mente y que se enfoca en trabajar cada día por sus objetivos deportivos.

“Eso fue de momento y no volvió a pasar. En todos los clubes me han hecho exámenes médicos  y físicos, todo siempre está bien”, mencionó.

Daniela ya tuvo la oportunidad de debutar con su club, pero ante la emergencia sanitaria de la pandemia del COVID-19 se mantiene en aislamiento con sus compañeras de apartamento esperando a que el fútbol pueda reanudarse.

 

*Fotografías proporcionadas por Daniela Solera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P