Cómo se dio la llegada de Gabriela Guillén a Islandia y su debut

Fotografía: Facebook Jugadora

Gabriela Guillén, seleccionada nacional que ahora milita en el fútbol de Islandia, conversó con deportivofemenino.com ampliamente. En tres notas diferentes hemos conocido sobre su vida allá, cómo es el fútbol allá y en esta última entrega nos comenta más sobre su club y sobre cómo fue su debut.


Ella reside en las instalaciones del club, en un cuarto, pero pronto espera vivir en un apartamento, también del equipo.

Por ahora, es la única foránea del cuadro, pero no descartan llevar más extranjeras.

¿Cómo se dio el acercamiento, la propuesta que usted llegara hasta allá?

Yo venía trabajando con un representante estadounidense se llama Damon Wilson. Venía trabajando con él desde marzo del año pasado, a ver si en verano, o sea, en la ventana, de transferencias de medio año, se daba algo. Por lo poquito que veníamos trabajando juntos, no se dio en ese momento. Al menos no nada, que conviniera a mí para dejar mi trabajo. En todo él fue el encargado.

Él antes había traído a dos mexicanas acá, Stephany Mayor y Bianca Sierra, estuvieron acá con este equipo. Por medio de él, que tiene relación con varios equipos de Islandia, fue que hicieron el contacto y yo casi que en realidad para la negociación, todo fue por medio de él. Él fue el que el que me ofreció al equipo.

Al ser extranjera, ¿el contrato incluía más que lo económico? ¿Qué detalles se pueden conocer? 

Obviamente tener un salario como futbolista y dedicarme sólo a eso. Está la posibilidad, si yo lo veo conveniente, que el equipo me ayude a conseguir tal vez alguna otra cosa tal vez para ahorrar más, pero eso no es seguro.

Lo que es vivienda de hecho, estoy viviendo en un cuarto, en el en el club.  Están las instalaciones del club y en la parte de arriba, por decirlo así en un tercer piso, hay un cuarto y un apartamento. El apartamento ahorita está ocupado porque el club tiene básquetbol, handball diferentes deportes y ahorita está ocupado. Tiene una casa que está ocupada por jugadores de básquetbol y el apartamento está ocupada por jugadores de handball y yo estoy en un cuarto a la par y uso la cocina y todo del club.

Cuando la temporada del jugador de handball termine, qué es como en un mes, a finales de marzo, ya me pasó al apartamento ya para tener como un poquito más de privacidad.

Por ahora, el periodo de acomodo es así y sí carro me dieron, pero al estar aquí tan cerca del club bajo las escaleras y estoy en la cocina, bajo otras escaleras más y estoy en la cancha bajo techo.

Todo está muy cerca casi que ni lo uso, ya en el verano lo usaré más, para salir un poco más. 

¿Sos la única extranjera del equipo?

Sí, por ahora sí soy la única extranjera. El equipo se está acomodando. Ellos querían tenerme acá no solo a partir de mayo, sino desde febrero y dependiendo de cómo vaya todo en este torneo de Copa, que es de pretemporada verán si traen más extranjeras.

Al parecer tienen en la mira jugadoras de Estados Unidos que se acaban de graduar de universidad o jugadoras jóvenes. No sé mucho cuáles serán los planes, pero por ahorita solo estoy yo de extranjera.

Cuéntanos sobre el primer partido.  Sé que para el equipo tal vez no fue el mejor porque perdiendo, pero ¿cómo te sentiste en el debut?

Muy bien, jugué de lateral que es mí posición original, también puedo jugar de extremo, pero ese partido solo jugué de lateral y como los últimos cinco- diez minutos de mediocampista y bien, la verdad que muy bien. El entrenador y la asistente creo que quedaron contentos, ellos con buenas sensaciones y yo también.

El equipo es muy, muy joven, de hecho está en un periodo de transición. Me tocó la prueba de que ellas fueron campeonas en 2017, el año pasado se les fueron muchas jugadoras de la selección de Islandia a otros equipos, entonces el equipo ahorita está como en un periodo de renovación. De hecho, soy la más vieja y la capitana que es de mi edad, soy mayor que ella por unos meses y el resto son chicas jóvenes

Estamos ahí, bueno yo al período de acomodo, de entender la idea de juego y ellas también en un periodo de transición. De empezar a asumir responsabilidades que tal vez el año pasado en el torneo pasado no les tocaron. E l entrenador es nuevo, él era el asistente hasta hace un año y este año lo nombraron entrenador. Todos están en un período de cambios.

¿Cuándo vuelven a jugar?

El próximo fin de semana en el torneo de copa. Viajamos a la capital que son como cuatro horas, 4 horas y media en bus. De hecho algo muy curioso, es que son 10 equipos en la liga, 8 son de la capital, estamos nosotras que estamos al norte y otro que es una isla al sur, entonces nos va a tocar viajar.

Para ponerlo en perspectiva como si estuviera jugando en Liberia que le toca viajar 4 horas y piquitos de fin de semana de por medio más o menos. 

Acá les dejamos las dos notas anteriores con Gabriela Guillén jugadora que a sus 28 años, logró dar el paso y convertirse en legionaria, viviendo así su primera experiencia como legionaria de manera profesional.

Lea También: Gabriela Guillén: «Es un cambio de 180 grados»

Lea También:  ¿Cómo es el torneo de fútbol en Islandia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P